viernes, 18 de mayo de 2012

¿Dónde tira la basura el basurero?


En esta vida estamos constantemente haciendo limpieza. Yo personalmente borro mails de mi bandeja de entrada, tiro apuntes de años pasados, cosas inservibles que aparecen por mi habitación… Estamos acostumbrados a que sea fácil; siempre hay una puerta por la que salir, una papelera donde echar tus cosas, un agujero por el que escapar… siempre hay botones de eliminar, de reiniciar o papeleras virtuales de reciclaje.

La realidad sin embargo, no es así, ¿qué pasa cuando no se puede? Nuestro planeta es finito y ya no le cabe más mierda; sin embargo nosotr@s no dejamos de producir más, y más, y las cosas no desaparecen. No hay un botón para tirar de la cadena y que se vayan a, no sabemos donde, las toneladas de recursos y recursos que consumimos las sociedades occidentales. Vamos dejando huella, una huella que jamás podremos borrar.

El actual modelo productivo-destructivo de los países capitalistas hace que se nos esté acabando el mundo. En Occidente, enviamos basura electrónica a África y tenemos el valor de disfrazarlo como “donaciones de caridad”. El consumo energético es completamente desigual e injusto a lo largo y ancho del globo terráqueo. Y, a cambio, tenemos 4 ordenadores en cada casa, 3 coches, cambiamos de móvil una vez al mes y gastamos nuestro ocio en ir a centros comerciales para seguir consumiendo.

La semana que viene la UJCE realizamos la conferencia estatal de mundo rural y ecología, creo que la lección más importante que debemos aprender hoy es que la ecología debe pasar a ser un eje fundamental y prioritario en nuestro discurso. Pero no por una cuestión abstracta de amor a la naturaleza, sino por una necesidad histórica que se hace palpable e ineludible por la insostenibilidad del sistema; como escuché hace poco en las plazas: “La revolución será verde o no habrá donde hacerla”



En mi opinión la solución pasará por dejar de considerar la contaminación como una externalidad, y ser conscientes de que es un daño social y económico muy importante. Las respuestas tendrán que ser soluciones globales integradas, dadas por una economía planificada que produzca en función de las necesidades sociales y no de la maximización del beneficio. Y esto jamás podrá hacerse sin devolver la soberanía a los pueblos y quitársela a los monopolios energéticos occidentales y a las grandes multinacionales. (esto ultimo puede llamarse expropiar, y a nadie debe asustarle ;p )


No quería acabar sin una foto de estas vacaciones en estos rincones que de pronto sientes como si vivieras en otro mundo. 
 "Que mi voz suba a los montes, que mi voz baje al barranco, que todos los jornaleros se apoderen de los campos" :D


No hay comentarios:

Publicar un comentario